Pagina Abierta

Esta mañana

En el espejo de la habitación, había un viejecito moviéndose a la vez que yo. Haciendo lo que yo hacía. Imitándome descarado, cada gesto.

Así que le he estado observando mientras me vestía.

¿Estaba allí ayer el viejecito que hoy me miraba como sorprendido de verme?

Es curiosa la vida del espejo. Igual como lleva más de treinta años en la habitación, se va haciendo viejo.

Habrá un día en el que saldrá este viejecito, más encorvado, para ir al Hospital, y ya no vuelva, y el espejo seguirá haciéndose mayor, o quizás rejuvenezca.

Yo sé que no soy ese viejecito, aunque de alguna forma me he ido acostumbrando a él.

Y eso que tampoco me he sentido nunca seguro de quienes eran los niños y hombres que he ido viendo peinarse, a la vez que yo, en tantos espejos.

El que soy en los sueños, ese que no sabe ni cómo se llama, que apenas se sorprende de nada, pase lo que pase, que puede ir en un camión marcha atrás a toda velocidad, y a oscuras sin parar por más que choque con las paredes, o volando.., ese que es el mismo desde la cuna, siempre se sorprende más de la vida normal, de las cosas normales que hacen todos, como morirse o verse en el espejo, o sentirse en peligro por no tener más dinero.

Angel Luis Cancela Zapatero

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search