Villarejo

El Gobierno prorroga las ayudas hasta septiembre

5609502La segunda prórroga de los ERTE entra en vigor el próximo miércoles 1 de julio y plantea un sistema de ayudas cada vez más restrictivo hasta septiembre. Desde la semana que viene, el marco laboral trata de conducir a todo el tejido productivo a la normalidad que ha dejado la pandemia del coronavirus. El objetivo es que este tránsito se haga con el menor coste posible en desaparición de empresas y empleos.

¿Qué esquema de protección tendrán empresas y trabajadores?

A falta de que el Gobierno publique los detalles del acuerdo pactado con los agentes sociales el próximo sábado, las empresas que abandonen los ERTE de fuerza mayor podrán acogerse a expedientes de regulación temporal de empleo ordinarios por causas económicas y operativas (ETOP) pero con beneficios en las cotizaciones.

¿Cuáles son estos beneficios?

Para las empresas con menos de 50 trabajadores que estén sujetas ahora a ERTEs de fuerza mayor parcial (con parte de su plantilla reincorporados a su puesto) y los ETOP, las exoneraciones llegan al 60% por los trabajadores en activo y el 35% por los que permanezcan en el ERTE, mientras que para las de más de 50 trabajadores serán del 40% por cada trabajador reactivado desde la suspensión y del 25% por el que siguiera en el ERTE.

¿Hay posibilidad de volver al ERTE de fuerza mayor total?

Sí. En los casos de empresas y trabajadores que por la situación de su negocio no puedan volver a activarse o de que se produzca un rebrote de la enfermedad que obligue a restringir la movilidad o al confinamiento.
¿Qué sucederá desde el 1 de julio?

Las empresas que están en ERTE de fuerza mayor total comenzarán a evolucionar a ERTE de fuerza mayor parcial y, desde aquí a ERTE por causas operativas. El esquema, que actualmente protege a cerca de dos millones de trabajadores, promueve esta transición.

¿Será suficiente?

Los empresarios han presionado a lo largo de las últimas semanas para obtener las mayores rebajas posibles por parte de Seguridad Social, que es quien cobra las cotizaciones, pero el Gobierno está preocupado por el alto coste que está pagando el Estado por sostener el tejido productivo. En abril, en el punto más grave de la crisis, se acogieron a los esquemas 570.000 empresas con más de 3,4 millones de trabajadores. En total las ayudas por todo tipo de motivos se extendieron a más de 8 millones de personas.

¿Es la última prórroga de los ERTE?

Se negociará una nueva prórroga de los ERTE a partir de septiembre. Empresas y sindicatos ya han indicado que probablemente el esquema actual no baste para paliar el fortísimo impacto laboral del coronavirus, que se estima en un millón de empleos y una devaluación salarial.
Mantener el cobro de prestaciones de desempleo

UGT y CCOO han garantizado que en los próximos tres meses los trabajadores que cobran por estar incluidos en un ERTE relacionado con la situación creada por el coronavirus puedan mantener el cobro de prestaciones de desempleo sin que pierdan derecho a cobro posterior si finalmente resultan despedidos.

¿Están gravadas esas prestaciones?

Sí. El Servicio Estatal Público de Empleo no hace retenciones en sus pagos de manera que cuando los trabajadores afectados por un ERTE hagan su declaración de IRPF en 2021 deberán declarar esas ayudas y, según cálculos del Consejo de Economistas, deberán pagar a no ser que sus salarios sean mileuristas. La recomendación del Consejo de Economistas es que las empresas apliquen las retenciones correspondientes en las nóminas cuando reincorporen a sus trabajadores.

¿Podrán las empresas contratar más personal mientras están acogidas a un ERTE?

No. El acuerdo prohíbe a las empresas la contratación antes de reactivar a sus trabajadores en ERTE así como la realización de horas extraordinarias, el establecimiento o la reanudación de externalizaciones de la actividad y la concertación de nuevos contratos, ya sean de mera directa o a través de una empresa de trabajo temporal.

En el caso de los autónomos, a partir del 1 de Julio sólo podrán seguir recibiendo la prestación económica extraordinaria (que pasa a considerarse ordinaria) aquellos en que su facturación en el tercer trimestre de este año sean al menos un 75% inferior a la del mismo trimestre de 2019 y que asimismo sus rendimientos netos no sean superiores a 1.939 euros mensuales. Para los restantes que no cumplan dichos requisitos se les seguirá exonerando en todo caso su cuota a la Seguridad Social, en concreto el 100% en Julio, el 50% en Agosto y el 25% de la cuota en Septiembre.

fedeco

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search