Historia de Villarejo

El edificio de la “Fábrica” sigue como una industria y el de la Misecam es aún un solar

LA FÁBRICA: la nave se construyó en el año 1972 como taller de costura en una parcela de La Gatera y aún sigue dada de alta como industria, a pesar de que hace 9 años que se compró y hace más de 6 años que se dedica la planta baja como centro de día y la planta primera como sala de artes escénicas.

Fotografía del año 1972 de la primera nave en la gatera y que posteriormente se ampliaría mucho mas:ld97

Fotografía de la nave en el año 1984 con el tamaño construida actual:ld98

Fotografía oblicua del año 2017, en esta fotografía se aprecian las 2 puertas con sus rampas de acceso y la modificación en el patio trasero:ld99

Datos catastrales actuales de "La Fábrica":ld100

Fotografia de "La Fábrica" en el Catastro:ld101

 

LA MISECAM:

Este edificio se construyó en el año 2011-2012. Era un solar de la calle Constitución N.º 8 (enfrente de Mercadona) para las oficinas centrales de la Misecam, pero aún sigue como solar.

Datos métricos del solar de La Misecam:ld102

Fotografia de la Misecam en el Catastro:ld103

Los Ayuntamientos no tienen la obligación de registrar los bienes que poseen, ni las modificaciones catastrales, pero dan un mal ejemplo, al obligar y sancionar estos mismos actos a sus vecinos, cuando es sabido que una de las formas de fraude para no pagar la contribución que le corresponde a cada vecino es el “descontrol”, donde en una época concreta de Villarejo (2002-2011), existieron más de 70 edificios nuevos y oficialmente más de 250 modificaciones (yo lo cuantificaría en más de 325) que no pagaron unos años la contribución y prescribió el cobro de muchos recibos, hasta que en Julio del 2011, el alcalde Marco Antonio, en una noticia del ayuntamiento anuncio el cambio de las normas de control y en Septiembre de ese mismo año en otra nota cuantificaba el fraude en 150.000 Euros, pero la cosa ha seguido la misma dinámica de siempre y muchos de los errores no se han arreglado, así que unos seguirán pagando más, otros seguirán pagando menos y algunos ni pagaran.

 Y la pregunta del millón: ¿es muy complicado para el Ayuntamiento y sus asesores, dar de alta sus edificios y modificaciones en el Catastro, aunque no paguen la contribución y así dar ejemplo a sus vecinos?     

Luis Domingo García

Ingeniero Técnico en Topografía

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search