Historia de Villarejo

Antigua bodega en Villarejo de Salvanés

2020 01 03 10 16 38Acceso a este documento completoEstas son algunas de las conclusiones más importantes de uno de los trabajos presentados por los arqueólogos Luis Andrés Domingo Puertas y Amparo Aldecoa Quintana durante la Reunión de Arqueología Madrileña 2018, celebrada en Madrid los días 25 y 26 de mayo de 2018. El documento completo de este trabajo se puede consultar haciendo clic en la imagen junto a estas líneas. Todas las actas están accesibles en este enlace de Contexto Gestión. Estos documentos se presentaron el pasado mes de noviembre.

RESUMEN

Un proyecto privado en un antiguo edificio situado en la C/ Samuel Baltés, 23, esquina con la C/ Toril (Villarejo de Salvanés), permitió documentar y estudiar un interesante complejo agroindustrial y residencial relacionado con la producción de vino, cuyo origen establecemos en la 2ª mitad del siglo XVIII y que ha estado en uso hasta el último 1/4 del siglo XX. Sucesivas reformas ilustran la evolución de los modos de producción vitivinícola en el SE de la Comunidad de Madrid a lo largo de todo ese tiempo.

1Planta completa del edificio

ESPACIOS HABITACIONALES E INDUSTRIALES

La vivienda

En su interior poco se puede atisbar de la vivienda original del s. XVIII ya que fue muy modificado al realizarse, al menos, dos reformas desde su adquisición en los años 50 que cambiaron radicalmente el aspecto de sus dos plantas

Corral

basculaMuchas de las dependencias agroindustriales se han visto modificadas a lo largo del tiempo, cambiando de uso, aunque no de ubicación. Las antiguas cuadras y gallineros han pasado a ser “mesones” o aseos para el recreo de sus habitantes, todas organizadas en torno a un corral o corraliza.

Se accede a través de la actual puerta de carruajes - la “puerta de los carros”- donde nos encontramos uno de los primeros elementos significativos de su pasado vinícola, la antigua báscula donde se pesaba la uva procedente del campo. 

[…]

Documentamos una zona marginal del antiguo basurero de la casa. Los propietarios nos informaron que, para la construcción de la piscina, se reutilizó el hueco del antiguo vertedero (una de las funciones originales de la corraliza era albergar los deshechos de la familia).

patioTodavía en 1959 Cabrero Gómez señala cómo en Villarejo no existía vertedero municipal, recogida organizada ni red de alcantarillado y los deshechos –tanto humanos como los de los animales- eran acumulados habitualmente en la corraliza o patio para utilizarlos como comida para los animales domésticos y abono, siendo transportados a los estercoleros situados en las afueras del municipio o a las tierras de labor cuando la acumulación era ya muy grande (Cabrero Gómez 1959:53).

Además, aquí se almacenaban los aperos de labranza, se descargaba la uva en el momento de la vendimia (todavía se conservaba la báscula para pesar el producto antes de procesarlo y el muelle de descarga).

En torno a la corraliza se abrían las dependencias de trabajo destinadas a la elaboración del vino (el lagar y las bodegas), las cuadras, los gallineros, las cámaras, siendo este complejo un fiel reflejo de lo que escribía Cabrero hace 50 años (Cabrero Gómez 1959:37).

[…]

Garaje

[..]

Los machones que soportan la puerta de carruajes son de fábrica moderna, pero en el resto de la edificación se utiliza una mampostería para los muros. En uno de estos muros documentamos una fecha de 1776 que avala la antigüedad del recinto.

Bodega

Estuvo formada por varias dependencias: el lagar, la bodega Nueva, la Bodega Vieja, el despacho de vino y la Vinagrera 2.

[…]

Vinagrera 1

bodega2Esta denominación procede del uso que se le dio a este recinto como oficina y lugar donde se vendía vinagre de vino al por menor a los vecinos del pueblo hasta que el complejo dejó de funcionar como bodega, sobre el año 2002.

Se trata de una habitación de planta rectangular, con acceso desde el patio de la casa a través de una puerta de madera de dos hojas de estilo “Carlos IV” de principios del s. XIX, posiblemente reutilizada de otro punto de la construcción o de otro edificio.

[…]

Vinagrera 2

tinajaEra una habitación de planta rectangular, localizada a continuación de la Vinagrera 1, existiendo un segundo acceso a esta sala a través del patio por su zona Sur. El acceso se realiza a través de una puerta de madera de dos hojas del s. XVIII, con cuarterones en su cara externa.

[…]

Esta estructura estaba compuesta por dos arcos de medio punto construidos con ladrillos macizos que descansan directamente sobre el muro de piedra que separa esta estancia de la Bodega Vieja. Posiblemente en su origen serían unos huecos que pudieron haber cumplido dos funciones:

  • Aireación de la sala destinada a cocedero, con tinajas de barro cuando se produce la fermentación del vino.
  • Si pensamos que el antiguo cocedero estaba ocupado antiguamente por el lagar, estos huecos podrían ser los puntos por los que se descargaba la uva a través de la antesala porticada que debía ser la Vinagrera 2. Los carros o animales llegarían cargados desde los campos, accediendo al recinto por la antigua “puerta de los carros” y, tras pesar la carga, ésta se depositaría para su pisa en el lagar, vertiendo el producto en el interior por estas ventanas.

[…]

Bodega Vieja

[…]

bodegaii1En los “rostros” de algunas tinajas pudimos documentar marcas que se corresponden con el nombre del fabricante o su símbolo distintivo, como Ciriaco González (presente en una), Fermín Herrero (presente en dos) y unos puntos haciendo una especie de cruz (la más numerosa, con 9 ejemplares).

[…]

Nos relataron los propietarios que durante una vendimia hace más de 40 años reventó una de las tinajas de barro que había por entonces en la Bodega Nueva, lo que provocó la ruptura del resto de las tinas de este espacio y del pocillo enterrado en la Bodega Vieja, así como la inundación de la cueva y del pozo vinculado a ésta.

Bodega Nueva

[…]

bodegaii3Esta bodega disponía de dos filas de conos (diez a cada lado, con una capacidad para 9.000 litros cada uno) adosados a los muros laterales del recinto. En ambas hileras, los conos estaban sujetos por medio de una pasarela (de hormigón y varillas de hierro), a través de la cual se podía acceder a la boca de estos grandes recipientes con seguridad para proceder a su limpieza.

Debajo de las escaleras por las que se accedía al antiguo lagar y a la pasarela elevada, se localizaba una tinaja de barro, embutida en la pared en una hornacina y cerrada hacia el exterior de la sala por un murete. En ella se recogía el mosto procedente de la pisa del lagar para poder bombearlo posteriormente a los conos.

Lagar

Presentaba planta rectangular, con muros de mampostería. Gracias a un informe de 1972 podemos conocer el estado de esta sala en un momento que todavía se producía vino en el complejo. En este momento en el ángulo posterior derecho se encontraba una prensa vertical de 1 m de diámetro.

Al fondo de la nave se podía ver la bomba, estrujadora y tolva de recepción, con un tornillo sinfín de 4 m de longitud, desde donde pasaba la uva al foso de trituración, excavado debajo, situándose a continuación la estrujadora.

Pajar y Palomar […]

Cueva

La cueva se organiza como una galería longitudinal con trazado irregular, en ligero zig-zag, con bóvedas de arista, disponiendo a ambos lados huecos u hornacinas donde se alojan las tinajas. En esta galería principal, con un recorrido de 22 m y una anchura de 1,30 m, se abre un primer tramo con cuatro sisas u hornacinas a cada lado de planta aproximadamente semicircular, cada una con su respectiva tinaja. A la altura de la quinta sisa, dibuja un ligero quiebro, con un segundo tramo más corto con tres hornacinas en cada una de las dos paredes laterales, volviendo a cambiar de dirección en el tercer tramo, donde volvemos a encontrar cuatro sisas por lado.

En la cueva se abren varios respiraderos, ventanos o “zarceras”, que se excavarían desde la parte superior a modo de chimeneas troncocónicas, para favorecer la ventilación, eliminar los gases de las fermentaciones y las humedades.

5Esquemas e imágenes de la cueva

CONCLUSIONES

Nos encontramos ante un recinto cerrado, de morfología irregular alargada, delimitado en su perímetro por muros de mampostería, compuesto por varias edificaciones y cueva subterránea, en la que tan sólo en la fachada prima la estética con respecto a la funcionalidad de los espacios compositivos.

Se trataba de una construcción tosca en lo que se refiere a las estancias de carácter agrícola destacando la vivienda. Una construcción que establecemos en el siglo XVIII, a tenor de una fecha (1776) localizada en el garaje de la finca y también gracias a determinados elementos compositivos de la edificación, como la articulación de la cubierta de la fachada trasera de la vivienda, resuelta con la utilización de canecillos de madera, elementos típicos de esta centuria en otras casas de la localidad.

La imagen que pudimos establecer de la primitiva casa, con sus cámaras en la planta alta, su puerta de comunicación con la corraliza y las dependencias que a ésta se abrían, es la que en su día observaron en Villarejo de Salvanés autores como Pascual Madoz quien relataba como, entre las viviendas urbanas de la localidad, se encontraban en 1847 casas de dos plantas, con amplia entrada en pasadizo y corral (o patio) al fondo.

Habitualmente en esta localidad las habitaciones daban tanto a la calle como a la corraliza, siendo más abundantes estas últimas. Solían ser espacios muy amplios, con techos elevados en los inmuebles más acomodados, como el nuestro, aunque en las casas populares, su tamaño se reducía sustancialmente, no llegando en ocasiones a presentar ventanas, de cara a evitar el frío del invierno.

Esta de Samuel Baltés nº23 se encontraría dentro de la tipología de casas acomodadas, no sólo por su extensión sino por la presencia, junto a las dependencias habituales -vivienda propiamente dicha, corral, espacio para el carro, pozo…-, de cámara para el grano, pajar, palomar, lagar, cocedero de vino y cueva para almacenar el caldo.

Estas viviendas con estancias agropecuarias eran fruto de la economía eminentemente agrícola del municipio, donde lo importante era la actividad laboral que se iba a desarrollar en ellas por encima de las comodidades o la propia higiene de las personas, siendo el espacio destinado a vivienda inferior al propio de corrales, cuadras, etc.

Agradecemos a Fernando Velasco y a Leonor Berzosa su colaboración durante los trabajos realizados en este complejo y los conocimientos que compartieron con nosotros. Los planos son obra del topógrafo Fernando Alcázar.

Bajo estas líneas, podrán encontrar una galería de fotos con todas las imágenes que se aportan en este interesante trabajo. 

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search