Atletismo

VIII Legua de Villamanrique

El pasado domingo, 27 de enero, se disputó en la vecina localidad de Villamanrique de Tajo la octava edición de su Legua popular. Diremos, que este año, la organización repetía la formula del éxito de la edición anterior, un Villamanrique de Tajo volcado en su carrera popular ofreciendo un trato exquisito a los corredores y, sobre todo, bajo una impecable dirección de los “BIKERS VILLA”.El pasado domingo, 27 de enero, se disputó en la vecina localidad de Villamanrique de Tajo la octava edición de su Legua popular. Diremos, que este año, la organización repetía la formula del éxito de la edición anterior, un Villamanrique de Tajo volcado en su carrera popular ofreciendo un trato exquisito a los corredores y, sobre todo, bajo una impecable dirección de los “BIKERS VILLA”.

La mañana se presentaba gélida (rondando los 2 grados bajo cero), una temperatura propia de la época invernal en la que nos encontramos. WhatsApp Image 2019 02 04 at 19.52.57

El trazado diseñado, repetía el de años anteriores. Prácticamente, al inicio de la prueba, sobrepasado el primer kilómetro, nos encontramos con la temida subida al Mirador, que año tras año ya de inicio fracciona la carrera, luego un rápido descenso que nos llevará al parque polideportivo de dicho municipio (la zona más espectacular del recorrido), al salir de dicho parque, un pequeño pero duro repecho, para encarar las calles de la localidad y llegar a la ansiada recta de salida-meta, sita en la Plaza Constitución de dicho municipio.

La distancia en metros de la legua castellana, se queda algo escasa, pues los cada vez más numerosos dispositivos Garmin, informan de cinco mil cuatrocientos metros aproximadamente.

La participación este año siguió creciendo exponencialmente, agotándose los 300 dorsales antes del cierre de inscripciones y colocándola en una de las leguas más numerosas del Sureste madrileño. Podemos decir, que estas cifras, son fruto de un gran trabajo de meses anteriores y, un formato, que realizaron muy atractivo que ofertaron los organizadores: el cambio de fecha, con su traslado a enero, evitando coincidir con la masificación de carreras de los últimos meses del año; una completísima bolsa del corredor; ajustar los precios, convirtiéndolos en más atractivos y accesibles; una mayor difusión de la carrera, pues se lanzó su publicación con mucha anticipación y una gran labor mediática gracias a los amigos de Running Villarejo, Valdaracete GO!, Running Manantiales, Run faster, Futim Team, Running Perales, Spartanos Griñón, Municipal de Arganda y Running Estremera entre otros; una empresa de cronometraje como es DEPORCHIP, que dio un plus de calidad a la prueba, con sus videos de Facebook Live y su castillo hinchable que sirvió para llenar más de alegría aún a los más pequeños; un gran número de colaboradores, que no dudaron en apoyar desde el minuto cero este proyecto; se mejoró la premiación, se volvió a premiar a los 3 clubes más numerosos; se captó la atención del público con una chocolatada y roscón o un caldito para los asistentes (enorme la ayuda de la empresa OKIN en el buen devenir de esta carrera) y se mantuvo la rifa y los sorteos como en ediciones anteriores. 

Ya vamos a meternos en carrera y, a las 11:30h, como estaba previsto, se daba la salida a la prueba, que fue ganada por el joven y talentoso corredor moracho, Ángel Martín, del club Bikila, seguido a unos segundos del “titán” villarejero, Isidoro León y cerró los puestos de honor otro atleta moracho, Jesús “Chechu” Lungarán, que portaba la camiseta del Club Pastor Poeta de Ocaña. Quiero hacer un inciso y destacar que “Chechu” fue el primer ganador de esta carrera años atrás y por tal motivo la organización le otorgaba el dorsal numero 1.

En féminas, el triunfo fue para la joven atleta, Yael Martínez, que paró el crono en 22:02h, seguida de Sofía Fernández en una dura competencia ya que prácticamente hasta los últimos metros las dos atletas corrieron a la par, completando los puestos de honor, la atleta villarejera, María Victoria Alonso Ayuso, siempre escoltada por su Míster, el ex-atleta internacional de talla olímpica Juan Carlos “TETE” de la Ossa.

A continuación, se daba a paso a las carreras menores (gratuitas), con una notable participación, rozando los 100 chiqui-runners, que disfrutaron del placer de correr por las calles de este pequeño y bonito pueblo madrileño. Al finalizar, se les haría entrega de una medalla y varios obsequios por parte de la organización a todos ellos. Después se pasaba a la entrega de premios por parte de las autoridades locales. Y se finalizó con un sorteo de material deportivo y obsequios que habían donado los colaboradores. 

De destacar también, la labor que hicieron para dar animosidad y espectacularidad, Dj´s URKO y el Speaker Raúl Estecha. También la enorme labor realizada por los voluntarios de Protección Civil, que en este evento se encargaron de cubrir las agrupaciones de Veteranos Prot. Civil Fuentidueña de Tajo y Santa Cruz de la Zarza y, también un gran dispositivo, de la Guardia Civil y las Ambulancias de Estremera y Morata de Tajuña

Quiero terminar diciendo, que a mi entender, la carrera ha sido todo un éxito, ha crecido en cantidad y en calidad de sus participantes, en público asistente, llegando a abarrotar alguna zona del circuito, en número de colaboradores y, resaltar sobre todo, cómo el pueblo se volcó con su VIII LEGUA POPULAR. Quiero antes de finalizar decir que esta carrera serviría para el debut con Running Villarejo de Federico Solís y Esteban Fernández.

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search